Aikisur

La importancia del entreno diario

Reflexiono sobre la inactividad causada por causas ajenas al entreno, que sin embargo minan la moral y la ilusión. Tras todos estos días, lo único que saco en claro es arrepentimiento. Por perder el tiempo en darle vueltas a cosas que, si han de pasar pasaran, y si pasan se les buscara solución a su debido tiempo. Por que,  un problema, lo es,  si tiene solución y si no la tiene deja de ser un problema.

Tener la cabeza ocupada es de suma importacia. Seguro que todos tenemos algo, que ¿quien nos dice que no sea importante?; pues claro. ¿ Pero, realmente no llena ?.

Cuando alguien tiene algo que le llena, no deberia dejarlo. Es cierto que a veces no es facil, esta vida no ayuda mucho.

Aun asi n o deberiamos perder el rumbo, ( la alegria del que empieza algo nuevo con grandes espectativas), y seguir trabajando nuestro aikido.

Todos los esfuerzos y sacrificios que hacemos por seguir con el trabajo nos haran mas fuertes y disfrutar de nuestro arte. Consiguiendo por tanto, ver las siguientes adversidades como algo insignificante y facil de superar po haber pasado ya por ello.

Las cosas que nos han de pasar, pasaran por mucho que busquemos y hagamos cosas que intenten esquivar el futura incierto que nos ha de tocar. Por tal motivo y con mayor motivo no debemos desviarnos del camino que nos marcamos en un principio, cuando la ilusion era el cielo que nos cubria.

Otra forma de verlo puede ser, la busqueda de la salud mental. Puesto que el tiempo que estamos en el dojo, entrenando, es nuestro, dejamos de lado el dia a dia, esfuerzos, cansancios y todo lo que genera estres, ira, … que al final terminamos sacando en el momento menos indicado con las personas que menos lo merecen.

Por lo tanto os digo, a tod@s, que seguíre entrenando. Pase lo que pase y cueste lo que cueste.

 

Gran clase en memoria de O’Sensei.

El pasado dia 26 con motivo de la muerte de o sensei, Maite sensei, nos sorprendio con una clase que estoy seguro, nos marco a todos los que estuvimos alli.

Gran atmosfera de recogimiento, poca luz, apenas unas velas que iluminaban el retrato de O’Sensei, el cual parecia estar participando de nuestro entrenamiento. Gran intensidad en el entreno, interiorizando las tecnicas, sintiendolas, aun siendo las de siempre, (kihon waza), parecian un tanto distintas. Nadie dijo nada, ni una voz, todo el mundo atento a las explicaciones, hoy,  solo corporales de sensei,  demonstrando las tecnicas, solo el aire expirado de nuestro cuerpo, vehiculo conductor del ki, presente de manera mas que notable este dia.

Hay mas sensaciones, personales no puedo describirlas, sobre todo por miedo a parecer pedante, estupido. Lo siento por el resto de vosotros, compañeros que no lo vivisteis. Habra mas ocasiones de hacer clases como esta, estoy seguro. Gracias sensei, y por favor sigue mostrandonos el camino, porque el Aikido es entre muchas cosas muy bonito, un arte.

DOMO ARIGATO.

¿ Que es Aikido ?

Para mi Aikido es el complemento que intento fusionar con mi vida diaria.

Cuanto más practico, mayor mejora noto en cuanto a la comprension e interiorizacion de las técnicas y menor esfuerzo por tanto en la realizacion de las mismas.

De igual manera que en la vida diaria, es la experiencia la que marca el resultado en la resolución de problemas, cuanto más vivimos y mayor es el número de contratiempos y problemas que debemos solucionar, mayor es la experiencia acumulada. Por esto, por que cada vez cuesta más vivir y cuesta más enfrentarnos a los problemas diarios, es  donde creo que el Aikido cobra mayor relevancia en mi vida.

No pretendo decir que sea la clave, pero podeis creerme ayuda.

Me ayuda, porque según avanzo en el entrenamiento hago míos los movimientos ura, tenkan, omote, irimi, e interiorizo una  actitud que me hace encarar los problemas y la vida,  sin miedo, ya que siento en esos momentos que debo hacer, si debo hacerlos frente o dejarlos pasar, bloquear o expulsar, las situaciones complicadas. Nos hace mejores personas, al poder quitarnos ese lastre de miedo y baja autoestima que a veces podemos arrastrar.

Para  mi Aikido es como la vida que nos ha tocado vivir, no siempre todo viene a pedir de boca y es cuando has de posicionarte y moverte.

 

 

Pablo A. García Otero

3º Kyu  AAI-Aikisur